Consejos para cuidar la elasticidad de tu piel

Consejos para cuidar tu piel

¿No tienes tiempo para cuidar tu piel de manera intensiva? Todavía puedes mimarte haciendo lo básico. Un buen tratamiento y un estilo de vida saludable pueden ayudar a retrasar el envejecimiento natural y prevenir varios problemas. En este artículo conocerás algunos consejos para cuidar tu rostro y demás partes de tu cuerpo.

Consejos para cuidar tu piel de manera efectiva

1. Protégete del sol

Una de las formas más importantes de cuidar tu piel es protegerla del sol. Toda una vida de exposición al sol puede causar arrugas, manchas de la edad y otros problemas de la piel, además de aumentar el riesgo de cáncer de piel.

Para la protección solar más completa:

Usa un protector solar de amplio espectro con un SPF de al menos 15. Aplica protector solar generosamente y vuelva a aplicarlo cada dos horas, o con más frecuencia si estás nadando o transpirando.

Busca ropa protectora. Cubre la piel con camisas de manga larga, pantalones largos y sombreros de ala ancha. Considera también los aditivos de lavandería, que le dan a la ropa una capa adicional de protección ultravioleta para una cierta cantidad de lavados, o ropa especial de protección solar. Misma que está diseñada específicamente para bloquear los rayos ultravioleta.

2. Deja de fumar

Fumar envejece la piel y contribuye a la formación de arrugas. Fumar estrecha los diminutos vasos sanguíneos en las capas más externas de la dermis. Lo que disminuye el flujo sanguíneo y hace que esta se vuelva más pálida. Esto también agota la piel de oxígeno y nutrientes que son importantes para la salud de este elemento.

Fumar también daña el colágeno y la elastina, las fibras que le dan fuerza y ​​elasticidad a la piel. Además, las expresiones faciales repetitivas que haces cuando fumas, como fruncir los labios al inhalar y entrecerrar los ojos para evitar la entrada de humo, pueden contribuir a la formación de arrugas.

Además, fumar aumenta el riesgo de cáncer de piel de células escamosas. Si fuma, la mejor manera de protegerla es dejar de fumar. Pídele a tu médico consejos o tratamientos que te ayuden a conseguir este propósito.

3. Trata tu piel con delicadeza

Limita el tiempo del baño. El agua caliente y las duchas o baños prolongados eliminan la grasa de la piel. Cuida el tiempo de su baño o ducha y use agua tibia, en lugar de agua caliente.

Evite los jabones fuertes. Los jabones y detergentes fuertes pueden quitar la grasa. En su lugar, elige limpiadores suaves.

Aféitate con cuidado. Para cuidar tu piel y lubricarla, aplica crema, loción o gel de afeitar antes de afeitarte. Para conseguir un excelente resultado cuando estamos más apurados, utiliza una navaja limpia y afilada. Afeita en la dirección en que crece el vello, no en contra.

Después de lavarte o bañarte, seca la piel con palmaditas suaves o con una toalla para que quede algo de humedad en nuestro rostro o cuerpo. Si sufres de dermis seca, usa una crema hidratante que se adapte a tu color. Para el uso diario, considere una crema hidratante que contenga SPF.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.