La historia de los pasteles de luna

pasteles de luna

Una de las fechas más importantes en China y la excusa perfecta para pedir comida china a domicilio es el Festival de Medio Otoño.

Esta celebración se caracteriza por hermosas lámparas hechas a mano, rituales bajo la luna para atraer la abundancia y, sobre todo, los pasteles de luna.

¿Te gustaría conocer más sobre la historia y significado de estos postres de comida china a domicilio y tradicional que, actualmente, puedes disfrutar en cualquier momento del año?

¡Sigue leyendo!

¿Qué son los pasteles de luna?

pasteles de luna

Son pasteles tradicionalmente redondos del tamaño de una palma con un relleno de pasta de semillas de loto o frijol rojo y una yema de huevo en el medio. La yema simboliza la luna y está ligada a la buena suerte.

Muchos de los pasteles de luna cuentan con escritura en la parte superior que cuenta las buenas fortunas por venir.

Como regalos, las cajas de pasteles de luna están ornamentadas y lujosamente decoradas, a menudo con la imagen de la diosa Chang’e.

Los chinos de todo el mundo los comen en celebración del Festival del Medio Otoño, o Festival de la Luna, acompañándolos tradicionalmente de un delicioso té caliente.

Es una fiesta cultural que se celebra cada año durante la cosecha de otoño, y un sello distintivo del evento es el dar y recibir pasteles de luna, que se comen cuando se cree que la luna está en su punto más lleno y brillante.

El origen del festival

Chan'e y Hou Yi

Al igual que muchas tradiciones modernas, el Festival del Medio Otoño está envuelto en mitos y folclore. Una de las leyendas más populares la historia de cómo Chang’e se convirtió en la diosa de la luna.

Hace mucho tiempo, según la leyenda, Chang’e estaba casada con el gran arquero Hou Yi, quien derribó nueve soles excedentes, dejando solo uno y protegiendo la tierra de quemarse por completo. Como recompensa, se le dio un elixir del cielo que le daría vida eterna.

La esposa de Hou Yi, Chang’e, bebió el elixir para salvarlo de un codicioso aprendiz, pero se volvió tan ligera que flotó hacia la luna.

Anhelando a su esposa, Hou Yi preparó una fiesta cada año el día en que la luna está en su punto más álgido con la esperanza de vislumbrar la sombra de su esposa.

Otra versión dice que, después de derribar a los otros soles, Hou Yi se volvió un tirano y robó el elixir de la vida eterna. Chang’e, temerosa de la maldad de su esposo, bebió el elixir para que su tiranía no durara para siempre y subió hasta los cielos.

diosa Chang'e en la luna

El final de esta historia varía según la versión, pero la más feliz cuenta que Hou Yi persiguió a Chang’e hasta la luna, donde fue detenido por una liebre mágica.

Esta criatura le dijo a Hou Yi que no podría estar con su esposa hasta arrepentirse de sus malos actos y buscar reconciliarse con ella. Verdaderamente enamorado de Chang’e, Hou Yi le construyó a su mujer un palacio en la luna y él se fue a vivir al sol; y cada décimo quinto día de cada mes del calendario lunar, los esposos se encuentran en el palacio de la luna para estar juntos.

¿Qué te ha parecido esta historia? Existen varios dramas y películas inspirados en esta historia que puedes disfrutar con tu familia y pidiendo comida china a domicilio el próximo Festival de Medio Otoño antes de salir a ver la luna.

¡Suena a un excelente plan para la tarde!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.