¿El pan tostado es un buen desayuno?

Pan delicioso

Según el diccionario, el pan es “una masa hecha de harina, principalmente de trigo, agua y sal, que, después de ser amasada y fermentada por la acción de la levadura, se cuece en el horno y se usa como alimento”. 

Tipos de pan tostado

El pan tiene mucho almidón, por lo que lo colocamos en la categoría de alimentos que dan miedo. Su consumo en nuestro medio está muy extendido, ya que se suelen tomar tostadas en el desayuno, los bocadillos se comen entre horas y también se sirven con el almuerzo y/o comidas oscuras. La tostada se caracteriza por haber pasado por un proceso de tratamiento térmico, que hace que el pan se seque y cambie su textura. Hay diferentes tipos de tostadas: rosquillas, bollos, palitos de pan, rosquillas…

Pan dulce

Elegir tostadas puede ser una opción atractiva para las personas que no quieren comprar pan todos los días, ya que tienen una mayor flexibilidad. La diferencia visible con el pan fresco es el contenido de agua o humedad que muestra el pan clásico. Cuando está seco, el pan cambia de textura, pasa de suave a dorado y crujiente. Como contiene menos agua que el pan fresco, los nutrientes que contiene estarán más concentrados, es decir, por el mismo peso de pan fresco que una tostada, esta última tiene más calorías. Esto no significa que los ingredientes sean diferentes. Los ingredientes siguen siendo los mismos, al igual que los nutrientes, especialmente los carbohidratos, pero sus concentraciones son diferentes.

“Si queremos ahorrar la misma cantidad de energía que el pan fresco, debemos reducir la cantidad de tostadas que queremos comer”. El pan tostado debe ser ignorado por las personas con enfermedades cardiovasculares, o con presión arterial alta, enfermedades renales o incluso niños. Suele añadirse grasa en algunas variedades, por lo que nuestro consejo es que siempre revises las etiquetas del pan que piensas comprar.

¿Sabes por qué muchas dietas recomiendan comer pan tostado en lugar de pan fresco? 

La tostada tiene una textura crujiente que requiere más masticación.

Pan tostado salado

Masticar los alimentos hace que dediquemos más tiempo a comerlos, comemos más lento lo que facilita la digestión y también nos ayuda a no tragar los alimentos antes de ingerirlos. De esta forma, al pasar más tiempo masticando, la sensación de saciedad aumenta, ya que esta sensación llega al cerebro un tiempo después de empezar a comer.

También es importante señalar que los hidratos de carbono secos son más difíciles de digerir, por lo que quemaremos más calorías durante la digestión. Además, la energía que producen estos nutrientes se liberará de forma paulatina, por lo que la sensación de saciedad durará más tiempo.

El pan fresco y las tostadas son alimentos ideales para personas con colesterol alto o simplemente para mantenerlo bajo control. Si comemos pan integral además de tostadas, aportaremos más fibra a nuestro organismo, lo que evitará problemas de estreñimiento e hinchazón, y además nos saciará más.

En definitiva, lo ideal es comprar pan fresco y tostarlo justo antes de comerlo, de esta forma aprovecharemos todos sus beneficios y propiedades, además de comerlo caliente. Es cierto que con tantos tipos de pan disponibles hoy en día, puede ser difícil saber cuál es la mejor opción, pero siempre podemos consumirlo en restaurantes de primera con las promociones alsea para desayunos o algún otro tipo de promoción que tenga la posibilidad de agregar pan tostado.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.